25 de enero de 2014

Bueno, ahora sí. Moleskine y pluma. Entre la maleta de mi padre había como seis cajas de cartuchos para pluma. Plumas que tengo pero que hace casi dos años que no uso. Las saco del estuche, las lavo, las miro y cargo una, otro regalo de hace años. Mi Harley Davidson granate con tinta negra, que en realidad escribe con un turquesa medio verdoso de su anterior cartucho.

 

Anuncios